jueves, 11 de septiembre de 2014

MANTA de grannies

Tejer una manta es un acto de amor, solo tejo mantas para regalar ,ya que es una labor que implica mucho tiempo y requiere tener paciencia hasta ver resultados. 
Esa paciencia, se alimenta de imaginar a la persona que la recibe y de agradecer que esa persona me ha tocado el corazón, arropándola con mi tejido.
 
En realidad, durante el proceso, la persona está muy presente en mi mente dirigiendo mis manos; al principio...al elegir los colores, el diseño; durante el proceso...según va tomando forma también me arropa a mi; y al terminarla...cuando la regalo, sabiendo que voy a estar cerquita cada vez que la use.
 


 
 
 
Y con todo el amor de mis manos, devuelvo un abrazo cálido en forma de manta, a quien me ha ayudado a crearla. Y en este caso es a alguien que da mucho mucho amor, así que merece todo el del mundo.
 
Realizado con Katia Merino Classic

7 comentarios:

aLdE dijo...

Es preciosa!!

Araña Tejedora dijo...

Gracias¡

Piluka dijo...

Una preciosidad!

Araña Tejedora dijo...

Besetes guapa.

Belén Yo tejo dijo...

¡¡¡Qué maravilla!!!

Monica Martinez dijo...

Es una manta muy bonita! como veo que te gusta tejer puede que te interese participar en el sorteo de un kit de trícot de la marca We are knitters que estoy haciendo en mi blog. Te paso el enlace por si quieres apuntarte. http://www.manualidadesytendencias.com/2014/09/sorteo-kit-tricot-de-we-are-knitters-giveaway.html

nimbus nim dijo...

Hola! soy nueva seguidora (quedateenminube)
Me encanta la temática del blog, espero algún día aprender estas cositas tan bonitas! Un saludo, :))

 
Clicky Web Analytics